El hombre es afectado no por los eventos, sino por la forma en que los considera.


Epicteto