Una pizca de probabilidad tiene tanto valor como una libra de quizá.

James Thurber.