Al hacer una profunda reverencia a alguien, siempre se vuelve la espalda a algún otro.
Ferdinan Galiani