Bueno es dar cuando nos piden, pero mejor es dar sin que nos pidan, como buenos entendedores.
Khalil Gibran